" El Servicio de Neumología de la Clínica Corachán está formado por neumólogos especialistas en el tratamiento de las enfermedades de las vías aéreas. "
Servicios
Servicios // Endoscopia respiratoria intervencionista // El broncoláser

La fotorresección con láser consiste en la aplicación de calor en forma de radiación no ionizante a través de un fibrobroncoscopio o de un broncoscopio rígido bajo antestesia local o general.

El objetivo fundamental es liberar la vía aérea de la obstrucción, como en el caso de las estenosis (estrechez en el calibre) traqueales o bronquiales, granulomas postquirúrgicos o como reacción a cuerpos extraños como en el caso de las prótesis metálicas o de silicona.

Los cuerpos extraños aspirados y enclavados también son indicación de tratamiento con láser para su liberación y extracción.

Asimismo los tumores benignos que producen obstrucción de la vía aérea tienen indicación curativa evitando la cirugía por toracotomía.

El láser se utiliza también como fotocoagulador en el caso de las hemoptisis (expulsión de sangre por la boca de origen respiratorio) coagulando la zona sangrante: tumores, capilares sangrantes, hemangiomas...

El tratamiento paliativo (mejorar los síntomas) del laser, está indicado en la patología maligna, extirpando o reduciendo el tumor que obstruye la tráquea o bronquios.

Se trata de una intervención que puede durar entre 30 y 60 minutos bajo anestesia local o general, en donde pueden producirse, aunque ocasionalmente, algunas complicaciones, la más importante es el sangrado, y suelen estar ligadas sobre todo a la extirpación de los tumores malignos. La consecuencia más grave de estas complicaciones es la hipoxemia (bajada de oxigeno en sangre) que puede conducir raramente a trastornos cardiorespiratorios.