" El Servicio de Neumología de la Clínica Corachán está formado por neumólogos especialistas en el tratamiento de las enfermedades de las vías aéreas. "
Servicios
Servicios // Clínica del sueño // Calibración de la CPAP

La CPAP, Continua Presión de Aire Positiva se obtiene con una máquina que emite la presión del aire a través de una máscara colocada sobre la nariz mientras duerme. Con la CPAP la presión del aire es algo mayor que la del aire circundante, y es justo lo suficiente para mantener abiertas las vías respiratorias superiores, para prevenir la apnea y los ronquidos.

En algunas ocasiones el manejo de la CPAP para el tratamiento de la apnea del sueño, puede resultar incómodo pero con algo de práctica, la mayoría de las personas consiguen un ajuste cómodo y seguro. Puede que tenga que probar más de un tipo de máscara para encontrar una que sea cómoda.

Aunque en ocasiones se le presenten dificultades con la CPAP no deje de usar la máquina. Consulte con su médico para ver qué modificaciones se pueden hacer para estar más cómodo. Además, consulte a su médico si usted todavía está roncando a pesar del tratamiento o al cabo de un tiempo vuelve a roncar de nuevo.

Si la CPAP sigue siendo un problema para usted, consulte a su médico ya que éste puede orientarlo con otros dispositivos para obtener una presión adecuada para la apertura de sus vías aéreas superiores durante la noche. Por ejemplo, las unidades de presión de aire positiva binivel (BPAP). Estos proporcionan una mayor presión cuando usted inhala y menos cuando usted exhala.

Otra opción es usar un aparato bucal diseñado para mantener la garganta abierta. La CPAP es más eficaz que los aparatos bucales, pero los aparatos bucales pueden ser más cómodos para usted. Algunos están diseñados para abrir la garganta llevando la mandíbula hacia adelante, que a veces puede aliviar los ronquidos y la apnea obstructiva del sueño leve. Consulte a su neumólogo.