Español - Català

93 254 58 00

  • Neumonía

    La Neumonía es la inflamación del parénquima pulmonar que puede ser grave y causar dificultad respiratoria. Puede afectar a uno o a ambos pulmones. Puede ser causada por virus, bacterias, hongos.

    Llamamos Neumonía adquirida de la comunidad cuando la enfermedad se adquiere en el medio comunitario habitual, solo ocasionalmente presenta síntomas graves y la mayoría de las veces puede tratarse en casa.

    La Neumonía hospitalaria, o sea la que se adquiere en los hospitales y suelen ser causadas por los microorganismos que existen en el Hospital. Suele ser más grave.

    La neumonía por aspiración es causada por la inhalación de cuerpos extraños en los pulmones, la mayoría de las veces se produce tras el vómito, si éste pasa a la vía aérea desde el esófago o la boca.

    Los síntomas varían dependiendo del tipo de germen que haya causado la neumonía. Los más frecuentes son tos, fiebre alta y dolor en el costado al respirar profundamente.

  • Bronquitis aguda

    La bronquitis aguda es la inflamación de los bronquios. Los síntomas más frecuentes son la tos y el aumento en la expectoración que cuando no es blanquecina puede hacernos pensar que además existe una infección por gérmenes que nos orientará hacia el tratamiento con antibióticos. Si los síntomas se complican usted puede además tener tos purulenta, dificultad respiratoria, tos, jadeo, opresión torácica y a veces fiebre.

  • EPOC / Bronquitis crónica / enfisema

    La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es un grupo de enfermedades que dificultan el flujo de aire, sobre todo el de salida, de los pulmones. Son la Bronquitis Crónica y el Enfisema Pulmonar. A veces, otros trastornos pulmonares como la fibrosis quística, bronquiolitis, bronquiectasias y sobre todo el asma, pueden entrar en este grupo ya que presentan características similares.

    La bronquitis crónica

    La bronquitis crónica se establece lentamente y puede provocar pocos síntomas en sus estadios iniciales. Los bronquios inflamados producen una secreción mucosa abundante. La agresión continua a las paredes del bronquios por irritantes, sobre todo el tabaco, hace que las glándulas mucosas fabriquen moco como mecanismo de defensa para expulsar lo que está haciendo daño a las vías aéreas. Como la agresión en los fumadores o en personas expuestas continuamente a productos irritantes, es continua, estas glándulas mucosas se hipertrofian con el tiempo y producen cada vez más mucosidad que junto con la inflamación obstruye los bronquios y hace que el enfermo tenga dificultad al respirar ya que el aire no llegará bien a los pulmones. El tabaco es la principal causa de la bronquitis crónica.

    El Enfisema

    Es la alteración de la función pulmonar debida a la pérdida de elasticidad y rotura de los alveolos que son una especie de saquitos en íntimo contacto con un capilar sanguíneo y en donde tiene lugar el intercambio gaseoso, es decir la entrada de oxígeno a la sangre y la salida del anhídrido carbónico. A este binomio lo llamamos unidad funcional del pulmón, dicho de otra manera la parte más importante de la función respiratoria. La confluencia de varios alveolos rotos producen las bullas pulmonares que son cavidades mayores que retienen el aire respirado.

  • Asma

    El asma es una de las enfermedades más comunes del género humano. Puede iniciarse tanto en la infancia como en la adolescencia así como también en la edad adulta. Es una enfermedad de predisposición familiar. Cuando usted tiene asma, sus bronquios se estrechan y se inflaman, se produce más mucosidad y la respiración se vuelve difícil. Los signos más comunes del asma y los síntomas son tos, sibilancias y dificultad para respirar. Para algunas personas, los síntomas del asma son una molestia menor. Para otros, son un gran problema que interfiere con las actividades diarias. Si usted tiene asma severa, usted puede estar en riesgo de un ataque de asma que amenaza la vida.

    Los síntomas del asma varían desde leves a graves y varían de persona a persona. Usted puede tener síntomas leves y sus ataques de asma pueden ser poco frecuentes. O usted puede tener síntomas de asma graves o todo el tiempo.

    Los síntomas de asma incluyen:

    • Dificultad para respirar.
    • Opresión en el pecho o dolor.
    • liProblemas para dormir causados por la falta de aliento, tos o sibilancias.
    • Un silbido audible o sibilancia al exhalar.
    • La tos es un síntoma muy frecuente en aquellos enfermos que presentan hiperreactividad bronquial, los primeros pasos del asma. No es raro encontrar enfermos que después de un resfriado o proceso gripal o una bronquitis aguda, permanezcan con tos irritativa varias semanas o meses, este es un síntoma importante para el diagnóstico y tratamiento adecuado del asma.

    Para algunas personas, los síntomas de ataque de asma ocurren en determinadas situaciones:

    • Asma inducida por ejercicio, ocurre durante el ejercicio y empeora o se desencadena también en presencia de aire frío y seco o con la risa.
    • El asma ocupacional es el asma que es causado o agravado por la inhalación de un irritante en el lugar de trabajo, tales como los vapores químicos, gases o polvo.
    • Asma inducida por alergias. Algunas personas tienen síntomas de asma que son desencadenados por alérgenos en particular, como la caspa de mascotas, o el polen de varias plantas o los ácaros.
    • En general, el asma es una enfermedad crónica que no tiene cura, pero sus síntomas pueden ser controlados. Los tratamientos tratan de educar al paciente para evitar los alérgenos o sea, los desencadenantes del asma, y en la medicación a largo plazo, para prevenir las crisis y hacer que éstas cuando se presentan, sean lo menos graves posible. Es muy importante disponer siempre a mano de un inhalador de alivio rápido para controlar los síntomas una vez que comienzan.
    • Se trata de una enfermedad, como hemos dicho, crónica, en la que la colaboración del médico y el enfermo es básica para el control de los síntomas.
  • Patología intersticial pulmonar

    La enfermedad pulmonar intersticial parece ocurrir cuando una lesión en los pulmones provoca una respuesta de cicatrización anormal. Normalmente, su cuerpo genera la cantidad adecuada de tejido para reparar el daño. Pero en la enfermedad pulmonar intersticial, el proceso de reparación va mal y el tejido alrededor de los sacos de aire (alvéolos) se cicatriza y se espesa. Esto hace que sea más difícil que el oxígeno pase al torrente sanguíneo.

    Las Enfermedades Pulmonares Intersticiales (EPI) se producen por la lesión del intersticio del pulmón. Es decir, del revestimiento de los alvéolos (sacos aéreos), lo que conduce a una inflamación y fibrosis del tejido intersticial.

El síntoma principal
 es la falta de aire (disnea) progresiva, lo que ocurre inicialmente frente a grandes esfuerzos, hasta llegar al reposo en las fases finales de la enfermedad.

    La enfermedad pulmonar intersticial puede ser provocada por muchas causas – incluyendo las toxinas en el aire en el lugar de trabajo, las drogas y algunos tipos de tratamientos médicos. En la mayoría de los casos, se desconocen las causas.

    Factores ocupacionales y ambientales como:

    • Polvo de sílice
    • Las fibras de asbesto
    • Excrementos de aves y animales
    • La radioterapia para el cáncer de pulmón o de mama muestra signos de daño pulmonar meses o incluso años después del tratamiento inicial.

    Algunos medicamentos pueden dañar los pulmones, especialmente:

    • Medicamentos de quimioterapia.
    • Algunas drogas utilizadas en quimioterapia, como el metotrexato (Trexall) y la ciclofosfamida (Cytoxan), también puede dañar el tejido pulmonar.
    • Otros medicamentos utilizados en cardiología para tratar las arritmias, como la amiodarona o el propranolol, puede dañar el tejido pulmonar.
    • Son raros los antibióticos que pueden causar esta enfermedad no obstante se han identificado la Nitrofurantoína y la sulfasalazina.

    Algunas enfermedades sistémicas también pueden causar esta enfermedad:

    • El lupus eritematoso sistémico
    • La artritis reumatoide
    • Sarcoidosis
    • La esclerodermia
    • Causas desconocidas: A pesar del conocimiento de estas causas, en la mayoría de los casos, las causas no se encuentran nunca. Trastornos por causas desconocidas, se agrupan bajo la etiqueta de la fibrosis pulmonar idiopática o enfermedad pulmonar intersticial idiopática.

    Una vez que se produce la cicatrización pulmonar, por lo general es irreversible. Los medicamentos pueden desacelerar el daño de la enfermedad pulmonar intersticial, pero muchas personas nunca recuperan el pleno uso de sus pulmones. Los trasplantes de pulmón son una opción para algunas personas que tienen enfermedad pulmonar intersticial.

  • Inmunología y Alergia

    Pendiente